Volcanes Más Peligrosos De La Historia

Volcanes Más Peligrosos De La Historia

Los volcanes siempre han sido sinónimos de gran poder y devastación, pero que al mismo tiempo ayudan al mundo a liberar gran cantidad de presión que provienen desde lo más profundo de la tierra. Hoy te mostrare algunos de los volcanes más peligrosos del mundo.

VESUBIO Y CAMPOS FLÉGREOS (ITALIA)

volcanes peligrosos

Es el único volcán activo en la Europa continental fue el protagonista de una de las erupciones más conocidas de toda la historia, la que en el año 79 destruyó las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, junto con otros asentamientos.
Hoy, hasta seis millones de personas viven en la ciudad de Nápoles y sus alrededores, y cada año infinidad de visitantes se acercan a observar los vestigios del histórico desastre.

TAAL (FILIPINAS)

volcanes poderosos

A unos 50 kilómetros de Manila, la capital de Filipinas, se encuentra la gran caldera de Taal, ocupada por un lago con una isla en su interior. Bajo esta apacible imagen de postal se esconde un volcán compuesto por varios focos que desde 1572 ha entrado en erupción en 33 ocasiones, la última en 1977. En su haber se cuenta una erupción de nivel 6 (o “colosal”) en el Índice de Explosividad Volcánica (IEV), una escala abierta que en tiempos históricos ha alcanzado un máximo de 7.

KRAKATOA (INDONESIA)

volcan explosivo

El 27 de agosto de 1883 cuatro enormes explosiones que pudieron escucharse hasta a 5.000 kilómetros de distancia destruyeron casi las tres cuartas partes del archipiélago de Krakatoa (o Krakatau), en la actual Indonesia. Los tsunamis generados costaron la vida a más de 36.000 personas. La erupción del Krakatoa liberó una gran energía de mas de 13.000 veces mayor que la bomba atómica de Hiroshima.

MERAPI (INDONESIA)

los mas peligrosos volcanes

Sin necesidad de mirar hacia el Krakatoa, los habitantes de Java tienen otra amenaza más cercana en el volcán Merapi, situado en el centro de la isla. Considerado como el volcán más activo de toda Indonesia, se encuentra en erupción casi continua desde el siglo XVI, con el episodio más reciente en mayo de 2018.