Frases de buda - Filosofía budistas

Frases de buda – Filosofía budistas

Frases de buda: A lo largo de los siglos, se ha representado la imagen de Buda tantas veces que incluso en Occidente su efigie resulta tan familiar como cualquier otro objeto artístico. Solemos verle sentado sobre sus piernas en actitud meditativa, con una protuberancia más o menos saliente en la cúspide del cráneo y un lunar piloso entre las cejas, cubierto por un vaporoso manto sacerdotal y aureolado su rostro por una serenidad y una dulzura entrañables. Hay algo, sin embargo, que sorprende a veces: para ser un asceta que ha renunciado a los placeres del mundo y que conoce a fondo las miserias humanas, en ciertas representaciones parece excesivamente bien alimentado y demasiado satisfecho.

Frases de buda

  • El mundo disputa contra mí, pero yo no disputo contra el mundo
  • Si no puedes mejorar lo dicho por otros, guarda el noble silencio
  • Nos hacemos presos de las palabras pronunciadas. Vigila tus palabras
  • El hombre no puede controlar las circunstancias, pero puede aprender a controlar su mente
  • ¿Qué ocupaciones debe evitar el buen hombre? Todo lo que tenga que ver con las armas, el comercio de seres vivientes, de bebidas embriagadoras y de drogas
  • Todos los estados perjudiciales nacen de la ignorancia, al abolir la ignorancia lo perjudicial es abolido
  • No hay otra felicidad que la paz interior
  • Permanece independiente
  • A un loco se le conoce por sus actos, a un sabio también

  • Entre los seres que odian, deberemos vivir sin odio
  • Culpan al que habla, culpan al que calla, culpan al que poco habla. No dejan a nadie sin culpar
  • Todo lo constituido está sometido a decadencia
  • El deterioro es inherente a todo lo compuesto
  • Nada ocasiona tanto daño como la negligencia
  • Nuestros obstáculos son: el apetito sensual, la ira, la pereza, la ansiedad
  • Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas
  • Duda de todo. Encuentra tu propia luz
  • El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor
  • Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí
  • Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo