Después de las fiestas de fin de año siempre acabamos con unos kilos de mas y con una pansa que se sale de la camisa. Por suerte existen gimnasios en todas partes, pero muchas veces nos gana la desidia y nunca...