museos muy extraños

Museos Más Extraños Y Curiosos Del Mundo

Hay quienes creen que ir a museos es muy aburrido, ya que solo esperan encontrar cuadros y esculturas. Sin embargo, en todo el mundo existen museos de los más curiosos: desde visitar una exposición en el fondo marino a ver colecciones de collares de perros y de orinales. Hoy te mostrare algunos de los museos más extraños del mundo.

Museo Subacuático de Arte

museos estraños

El Museo Subacuático de Arte, MUSA, está situado bajo las aguas de Cancún y cuenta con más de 470 estatuas sumergidas para el disfrute de buceadores o usuarios de esnórquel. Es probable que se trate del único museo del mundo en el que se necesita equipo de buceo para entrar en él. Esta extravagancia escultórica sumergida se encuentra en uno de los cuerpos de agua más claros del mundo, el Parque Nacional Marino Mexicano en el Caribe.

Museo del Agua de Grifo

museo

Este curioso museo dedicado al agua del grifo se encuentra en Beijing, China. En él encontraremos todos los entresijos del agua del grifo, que incluye 130 «objetos reales», modelos y artefactos como cupones de agua antiguos que datan de la primera empresa de agua del grifo en la capital, la empresa de agua Jingshi Tap.

Museo Internacional del OVNI

muy extraños

El Museo Internacional del OVNI se encuentra situado en el antiguo teatro de Roswell en Nuevo México (EE. UU.) Fundado en 1991, es el mejor lugar para los apasionados de las conspiraciones extraterrestres, platillos voladores y el fenómeno OVNI en general.

Museo de los Excrementos

museos raros

Se trata de la primera exposición permanente dedicada a los excrementos humanos y animales. Se llama National Poo Museum y se puede visitar en la isla inglesa de Wight, al sur de Inglaterra. El Museo Nacional de la Caca fue inaugurado en 2016 y muestra todo tipo de heces metidas en esferas de resina: caca de un bebé humano, de una paloma, de un león… y hasta cacas fosilizadas de reptiles con millones de años.

Museo Plastinarium

extraño

Situado en Berlín, Alemania, el Museo Plastinarium (o Museo del Ser Humano) abrió sus puertas en 2015. Es obra del artista y científico alemán Gunther von Hagens quien saltó a la fama tras «plastinar» su primer cadáver en 1990, tras dos décadas de investigación en Heidelberg. El médico apodado ‘Doctor Muerte’, exhibe así su colección de cadáveres humanos, conservados bajo la técnica de la plastinación para que no se alteren.