Mitos Del Sueño Que Pensabas Que Eran Verdad

Mitos Del Sueño Que Pensabas Que Eran Verdad

Existen varios mitos comunes del sueño, que oímos de forma muy frecuente y muchos incluso los sufrimos’ muchas veces. Algunas de estas creencias pueden ser falsas pero en la mayoría de los casos tienen una repercusión en nuestra vida que afecta la calidad de nuestro sueño e incluso a nuestra salud. Hoy te mostrare algunos de los mitos más extraños que creías que eran verdad.

Debes dormir durante toda la noche

mitos del sueño

Una de las creencias erróneas acerca de dormir es la idea de que debes hacerlo de corrido. En realidad, nadie duerme sin interrupción. Aun quienes piensan dormir de lo mejor se despiertan cerca de 30 veces en la noche. Cada uno de los periodos en que despertamos dura menos de tres minutos; estos son tan breves que, por lo general, no nos damos cuenta cuando suceden, y eso nos lleva a la creencia común de que dormimos profundamente toda la noche.
Resulta importante darnos cuenta de que estos breves periodos en que despertamos no afectan la acción reparadora del sueño. Los problemas solo empiezan cuando en reiteradas ocasiones tenemos conciencia de que nos despertamos, y no logramos conciliar el sueño de nuevo.

Tienes que dormir ocho horas

datos del sueño

Cada quien tiene sus necesidades de sueño. Los problemas pueden aparecer cuando tratas de encajar en un patrón que no te corresponde. Para la mayoría de las personas, los requisitos se dan en un rango de: 6 horas: para quienes necesitan dormir poco y 9 horas: para quienes necesitan dormir más. Son pocos quienes no entran dentro de este rango.
Además, hay algunos factores que también influyen en las horas de sueño. Por ejemplo: Los recién enamorados pueden dormir menos y no sentir efectos negativos por algún tiempo. El ejercicio: Si una persona se pasa el día haciendo ejercicio físico extenuante y no está acostumbrada, a la mañana siguiente se dará cuenta de que durmió un poco más.

El mejor sueño sucede antes de la media noche

curiosidades del sueño

En este caso, “media noche” no se refiere a las 12 en punto. Más bien, debemos prestar atención a lo que nuestro reloj biológico considera como la media noche. En otras palabras, es mejor dormirse antes del punto del ciclo diario en que el cuerpo está funcionando en su ritmo más lento. Esta “media noche nocturna” no sucede a las 12 a.m., sino más bien entre las 3 y las 4 a.m.
Por lo tanto, la persona promedio debe tratar de llevar dormida de cuatro a cinco horas antes de este punto. Esto asegurará que la mayor parte de las fases de sueño profundo ocurran antes de este punto “bajo”. Esto es importante para lograr una buena calidad de sueño en general, porque es durante las fases de sueño profundo que nuestros procesos de recuperación resultan más eficientes.

Las personas mayores necesita dormir mucho menos

sueño

Por mucho tiempo, incluso los especialistas en sueño creían que las personas de más edad dormían menos que los jóvenes. Sin embargo, algunos estudios recientes han demostrado que los hábitos de sueño se modifican solo un poco con el paso del tiempo.
Sin duda, hay mucha gente mayor retirada de la vida laboral que duerme menos en la noche, pues ya no realiza actividades físicas o mentales agotadoras durante el día. Por lo general lo que sucede es que las personas de edad avanzada pueden irse a dormir más temprano, pero la cantidad de tiempo que descansan solo disminuye una hora, más o menos. Lo que sí es cierto es que de los 30 años en adelante despiertan con más frecuencia en la noche.