Luis Buñuel Portolés-Director De Cine

Luis Buñuel Portolés: fue un director de cine español, que tras el exilio de la guerra civil española se naturalizó mexicano.​A pesar de los hitos cinematográficos logrados en su país natal. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de Luis Buñuel Portolés director de cine.

Luis Buñuel Portolés

  • No puedo evitar sentir que no hay belleza sin esperanza, lucha sin conquista.
  • Daría mi vida por un hombre que está buscando la verdad.
  • ¡Gracias a Dios que soy un ateo!
  • El misterio es el elemento esencial de toda obra de arte.
  • La moda es la manada; lo interesante es hacer lo que a uno le da la gana.
  • Nuestra memoria es nuestra coherencia, nuestra razón, nuestro sentimiento, incluso nuestra acción.
  • Un paranoico, como un poeta, nace, no se hace.
  • La edad es algo que no importa, a menos que seas un queso.
  • Admiro al hombre que permanece fiel a su conciencia, cualquier cosa que ésta le inspire.
  • Si solo pudiéramos encontrar el coraje para dejar nuestro destino al azar, para aceptar el misterio fundamental.
  • Rechazo cualquier imagen que pueda tener un significado racional o cualquier memoria o cultura.

frases de Luis Buñuel

  • La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradicción, cosas que me son preciosas.
  • Si solo pudiéramos encontrar el coraje para dejar nuestro destino al azar.
  • Incluso hoy, no tengo idea de qué es la verdad o qué hice con ella.
  • Afortunadamente, en algún lugar entre el azar y el misterio se encuentra la imaginación, lo único que protege nuestra libertad.
  • La vida sin memoria no es vida en absoluto.
  • Atado, codo a codo, oscuridad y noche entraron en la morada.
  • Nada me disgustaría más, moralmente, que recibir un Oscar.
  • Me gusta acostarme y levantarme temprano, en eso soy anti-español.
  • La disminución del aperitivo bien puede ser uno de los fenómenos más deprimentes de nuestro tiempo.
  • Si el alcohol es reina, entonces el tabaco es su consorte.
  • El amor sin pecado es como el huevo sin sal