Frases De Vigor Para Empezar Bien La Semana

Frases De Vigor: Siempre es importante empezar bien la semana con mucho ímpetu, para seguir cumpliendo tus sueños y metas. Por esto nunca esta demás buscar frases y pensamientos que te inspiren de una manera más positiva asta donde quieras llegar. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de energía para empezar bien tu semana.

Frases De Vigor

  • Los que aseguran que algo es imposible, no deberían interrumpir a los que están lográndolo.
  • No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos; es porque no nos atrevemos que son difíciles.
  • No digas que no tienes tiempo suficiente. Tienes el mismo número de horas por día que fueron dadas a Miguel Ángel, Leonardo da Vinci, Thomas Jefferson y Albert Einstein.
  • Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien más.
  • No dejes que el ruido de las opiniones de los demás, silencien tu propia voz interior.
  • Los mejores años de tu vida son aquellos en los que decides aceptar la responsabilidad de tus problemas.
  • Deja de culpar a tu madre, a la ecología, o al presidente de tu país por lo que te pasa. Date cuenta que tú controlas tu propio destino.
  • El problema de no tener un objetivo claro, es que se puede pasar la vida corriendo de lado a lado en la cancha, y no meter el gol.

frases de Vigor

  • Si lo que estás haciendo no es su pasión, no tienes nada que perder.
  • Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido.
  • Todos tus sueños se pueden convertir en realidad, mientras tengas el coraje para perseguirlos.
  • Lo que la mente puede concebir, lo puede lograr.
  • Hay dos maneras de vivir la vida: Una como si nada fuera un milagro, la otra es como si todo fuera un milagro.
  • Las grandes mentes discuten ideas; las mentes promedio discuten eventos; las mentes pequeñas discuten con la gente.
  • La gravedad no es responsable de que las personas se enamoren.
  • Si la oportunidad no llama, constrúyele una puerta.
  • El cielo nunca ha sido el límite. Nosotros somos nuestros propio límite.
  • Si no puedes cambiar la dirección del viento, entonces ajusta tus velas.