frases-de-un-samurai-codigo-bushido

Frases de un Samurái – código bushido

Frases de un Samurái: Los samuráis eran estos militares, que ocupaban una clase inferior respecto al estatus de los nobles. Sus orígenes se remontan al siglo X; en los periodos de guerra, su importancia social se incrementó.

Con los años los samuráis también adoptaron un código de disciplina y honor muy estricto que regulaba su comportamiento.

  • Es absolutamente imposible escribir esta ciencia con la precisión con la que la entiendo en mi corazón. Sin embargo, aunque las palabras sean insuficientes, los principios deben ser evidentes por sí mismos.
  • Debes entender que hay más de un camino a la cima de la montaña
  • Si el enemigo piensa en la montaña, imponle el mar; y si él piensa en el mar, imponle la montaña. Éste es el Camino de la estrategia. Esto es propio para que lo investigues cuidadosamente
  • La única razón por la que un guerrero está vivo es para luchar, y la única razón por la que lucha es para ganar.
  • Puedes abandonar tu propio cuerpo, pero nunca abandones tu honor
  • Conoce a tu enemigo, conoce su espada.
  • La observación y la percepción son dos cosas separadas; el ojo que observa es más fuerte, el ojo que percibe es más débil.

Frases de un Samurái

  • Cuando miro a la sociedad, veo que la gente convierte las artes en ganancias comerciales; se considera a sí misma como mercancía e incluso lleva a cabo mejoras como si fuera un objeto de comercio. Distinguiendo lo superficial y lo sustancial, encuentro que esa actitud tiene menos realidad que la decoración»
  • Que el maestro se vuelva aguja y el discípulo hilo y que los dos entrenen sin descanso
  • Piensa a la ligera de ti mismo, y con profundidad del mundo
  • No hagas nada que no sea útil
  • Si quieres controlar a los demás, primero deberás controlarte a ti mismo.
  • Para conocer una cosa bien, debes conocer al menos otras cien cosas.
  • Solo puedes luchar de la forma en la que prácticas.
  • La victoria de hoy es sobre tu yo de ayer, la de mañana será sobre un hombre inferior.
  • No te arrepientas de lo que has hecho.
  • Todos los hombres son iguales excepto por su creencia en sí mismos, independientemente de lo que otros puedan pensar de ellos.