Frases De Isaac Asimov-Profesor Y Escritor

Frases De Isaac Asimov: Fue un escritor y profesor de bioquímica en la facultad de medicina de la Universidad de Boston de origen ruso, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de Isaac Asimov profesor y escritor.

Frases De Isaac Asimov

  • Si el conocimiento puede crear problemas, no es con la ignorancia que podemos resolverlos.
  • Nunca dejes que tu sentido de la moral te impida hacer lo correcto.
  • Si mi médico me dijera que solo me quedaban seis minutos de vida, no me reiría.
  • Escribiría un poco más rápido.
  • La gente piensa en la educación como algo que pueden terminar.
  • La vida es agradable. La muerte es pacífica. Es la transición lo que es problemático.
  • Nada tiene que ser cierto, pero todo tiene que parecer cierto.
  • La sociedad es mucho más fácil de calmar que la propia conciencia.
  • Tus suposiciones son tus ventanas en el mundo. Frotad las de vez en cuando, o la luz no entrará.

frases-de-isaac-asimov

El primer paso para hacer estofado de conejo es atrapar al conejo. Cualquier tonto puede decir que hay una crisis cuando llega. Puedes probar cualquier cosa que desees por una razón fríamente lógica, si eliges los postulados correctos. Vale la pena ser obvio, especialmente si tienes una reputación de ser sutil. Los postulados se basan en suposiciones y se cumplen por fe. Nada en el Universo puede sacudirlos. La autoeducación es, creo firmemente, el único tipo de educación que existe. Escribo por la misma razón por la que respiro, porque si no lo hiciera, moriría. La inteligencia es un accidente de la evolución, y no necesariamente una ventaja. Cuando la estupidez se considera patriotismo, no es seguro ser inteligente. No hay finales felices en la historia, solo pasan puntos de crisis. Los emperadores débiles significan virreyes fuertes. En presencia de la Oscuridad total, la mente cree que es absolutamente necesario crear luz. No hay nada tan eternamente fijo como el recuerdo del poder. Un devorador de fuego debe comer fuego, incluso si tiene que encenderlo él mismo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar