Frases De Hippolyte Taine-Filósofo, Crítico E Historiador

Frases De Hippolyte Taine: Fue un filósofo, crítico e historiador francés; es considerado uno de los principales teóricos del naturalismo. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de Hippolyte Taine filósofo, crítico e historiador.

Frases De Hippolyte Taine

  • Ninguna criatura humana es comprendida por criatura humana alguna.
  • Todo lo más, por costumbre, paciencia, interés, amistad, se aceptan o se toleran.
  • Se trata de vivir, y para el individuo la vida tiene dos direcciones principales: el conocimiento o la acción.
  • La energía tiene tal vitalidad, que sobrevive a todos los desastres y provee a todos los esfuerzos.
  • Hay un momento superior en la especie humana: la España desde 1500 a 1700.
  • Las producciones del espíritu humano, como las de la naturaleza, sólo pueden explicarse por el medio que las produce.
  • Como las dificultades eran enormes, toda la inteligencia se aplicó enteramente a vencerlas.
  • Nada es más peligroso que un gran pensamiento en un cerebro pequeño.
  • No es con una idea como se levanta a un hombre, sino con un sentimiento.
  • El hambre suele producir poemas inmortales. La abundancia, únicamente indigestiones y torpezas.

frases de Hippolyte Taine

  • Para conseguir algún resultado en la vida es preciso tener paciencia, aburrirse, hacer y deshacer y volver a empezar.
  • He estudiado muchos filósofos y muchos gatos. La sabiduría de los gatos es infinitamente superior.
  • Un estado de espíritu esencialmente pictórico, es decir, situado entre las ideas puras y las puras imágenes.
  • Viajamos para cambiar, no de lugar, sino de ideas.
  • Sembrad varias semillas de la misma especie vegetal en terrenos y climas distintos; dejadlas que germinen, crezcan, fructifiquen.
  • No es con una idea como se levanta a un hombre, sino con un sentimiento.
  • Por malo que sea un gobierno, hay algo peor, y es la supresión del gobierno.
  • En lo más alto las uvas no llegan a ser buenas; en lo más bajo tampoco lo son.
  • No nos agrada un sistema porque lo juzgamos verdadero, sino que lo juzgamos verdadero porque nos agrada.