frases del politico

Frases De Francisco sexto -Aristócrata, Político Y Militar

Frases De Francisco sexto: Fue un escritor, aristócrata, político, militar, poeta y filósofo francés, conocido, sobre todo, por sus Máximas. Hoy te mostrare algunas de las mejores frases de Francisco VI aristócrata, político y militar.

Frases De Francisco

  • Nunca somos tan felices ni tan desdichados como nosotros creemos.
  • Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos.
  • Todos poseemos suficiente fortaleza para soportar la desdicha ajena.
  • El amor, como el fuego, no puede subsistir sin un movimiento continuo y muere en cuanto deja de esperar.
  • Ponemos más interés en hacer creer a los demás que somos felices que en tratar de serlo.
  • La verdadera prueba de que se ha nacido con grandes cualidades estriba en haber nacido sin envidia.
  • La virtud no iría muy lejos y la vanidad no la hiciese compañía.
  • Si en algunos hombres no aparece el lado ridículo, es que lo hemos buscado bien.
  • A veces es necesario hacerse el tonto para evitar ser engañado por los sujetos demasiado listos.
  • Pocas cosas vas tan para hacer feliz a un hombre sensato; pero nada puede satisfacer a un necio.
  • El que vive sin alguna locura no es tan sabio como se imagina.
  • Cuando nuestro odio es demasiado profundo, nos coloca por debajo de aquellos a quienes odiamos.

frases de Francisco VI

  • Los que se aplican demasiado a las cosas pequeñas, si hacen casi siempre incapaces de las grandes.
  • Pocos hombres son lo suficientemente sabios como para preferir la censura que les hace justicia.
  • La mayoría de la gente no juzga a sus semejantes sino por su buena o mala fama o por su buena o mala fortuna.
  • El esfuerzo corporal nos libra de los dolores espirituales: Por eso son felices los pobres.
  • Las personas afortunadas no suelen corregirse: Siempre creen estar en posesión de la razón.
  • Nunca somos tan ridículos por los hábitos que tenemos que por los que aceptamos tener.
  • Los hombres no vivirían mucho tiempo en sociedad si nos engañaran unos a otros.
  • En la adversidad de nuestros mejores amigos solemos encontrar algo que no nos desagrada.
  • El silencio es el partido más seguro para el que desconfía de sí mismo.
  • La debilidad de carácter es el único defecto que no se puede enmendar.
  • La felicidad o la desgracia de los hombres depende no menos de sus cualidades que de su fortuna.