Cosas extrañas y aterradoras encontradas en sótanos

Cuando estás en tu sótano lo último que se puedes esperar es encontrar una cara espeluznante que te está mirando. No obstante, las cosas extrañas que puedes encontrar en tu sótano son una prueba de que, cuando menos te lo esperas, algo espeluznante puede aparecer para arruinarte el día. hoy te muestro algunas de las cosas más extrañas que te puedes encontrar en un sótano.

Una bañera llena con cerebros

cosas extrañas en sotanos

Esta imagen ha causado gran controversia en Internet ya que muchas personas creen que solo es un montaje. Esto se debe a que el origen de esta imagen nunca fue revelado por quien la publicó. Sin embargo, se dice que la bañera fue hallada en el sótano de un hospital abandonado en los Estados Unidos.

Frascos con extraños especímenes

cosas extrañas encontradas sotanos

Cuando dos chicos se adentraron en un edificio abandonado no esperaban encontrar algo aterrador y emocionante pero lo encontraron. El edificio que decidieron investigar estaba lleno de horrores que iban empeorando a medida que se acercaban al sótano. Una vez en el, los adolescentes se tropezaron con jarras y frascos de especímenes extraños, algunos de los cuales se remontaban a muchas décadas atrás. Sus hallazgos fueron tan aterradores que decidieron llamar a la policía.

Restos de criaturas extrañas

Restos de criaturas extrañas en sotanos

En 2006 se hizo un extraño descubrimiento que causo que la gente de Inglaterra durmiera con las luces encendidas por un par de noches. Aunque la noticia de estos aterradores hallazgos circularon por el mundo, la incredulidad de algunas personas sobre el tema hizo que se silenciara.

En una habitación secreta ubicada debajo de un orfanato abandonado en Londres fueron hallados los restos de criaturas realmente extrañas. Todas estas criaturas parecían tener una cosa en común, no estaban emparentados con ninguna de las especies documentadas en el mundo.

Un esqueleto alienígena

Un esqueleto alienígena en sotano

Thomas Theodore Merrylin era un zoólogo que pasó la mayor parte de su vida en el lugar donde nació; Hellingshire, Inglaterra. A lo largo de su vida, se obsesionó con criaturas y seres supuesta-mente antiguos, hasta el punto que comenzó a coleccionarlos en secreto. Décadas después de su muerte, el laboratorio de Merrylin fue descubierto y sus hallazgos fotografiados y hechos públicos.