Atracciones Turísticas Increíbles Que Ya No Existen

Atracciones Turísticas Increíbles Que Ya No Existen

En el mundo han existido increíbles Atracciones Turísticas naturales y hechas por el hombre. Sin embargo, por el pazo del tiempo y la falta de cuidado han desaparecido, dejándonos sin la oportunidad de observarlas al menos una ves en la vida. Hoy te mostrare algunas de las atracciones turísticas más asombrosas que ya no existen.

Las Terrazas Rosa y Blanca del lago Rotomahana

atracciones que ya no existen

Eran las torres de silicio más grandes del mundo y la mayor atracción del Pacífico Sur en el siglo XIX hasta que una enorme erupción del monte Tarawera destruyo esas maravillas naturales. Sin embargo, gracias a esa erupción nació una nueva maravilla del mundo.
El géiser Waimangu nació arrojando lodo negro y arena a unos 460 metros de altura, por lo que es el géiser más poderoso del mundo. Esta nueva atracción despertó el interés de todo el mundo por la volcánica Isla Norte de Nueva Zelanda hasta que también desapareció de la faz de la Tierra en 1904, luego de que una avalancha modificara el nivel freático.

La original estación Pennsylvania Nueva York

atracciones que han desaparecido

Es posible que la actual estación Penn sea una catacumba sin gracia con pasillos laberínticos de techos bajos, pero la primera estación Penn de Nueva York era una increíble obra maestra de la escuela Beaux Arts. Los techos en forma de domo del edificio original, los altos arcos y las columnas que dieron la bienvenida a más de 100 millones de pasajeros al año durante la época dorada de la estación, a mediados de la década de 1940.
Pero a finales de la década de 1950, el inicio de la era de los jets y el nacimiento del Sistema de Autopistas Interestatales afectó mucho la cantidad de visitantes. En 1962 se anunciaron los planes de construir los nuevos Penn Plaza y Madison Square Garden y un año más tarde, demolieron la estación para dar lugar a un edificio más pequeño.

Cataratas de Guaíra Paraguay, Brasil

atracciones naturales perdidas

Las cataratas de Guaíra seguramente eran las cataratas más poderosas en el mundo en cuanto a caudal: casi 50,000 metros cúbicos de agua por segundo. Eso es más del doble del caudal de las cataratas del Niágara y más de 12 veces más que el de las cataratas Victoria.
Esta maravilla natural que el mundo perdió en 1982 atrajo alguna vez a grandes hordas de turistas nacionales e internacionales hacia el alto Paraná, en la frontera entre Brasil y Uruguay. Contenía 18 cascadas en total con caídas de unos 114 metros; su rugido ensordecedor podía escucharse a mas de 30 kilómetros de distancia.

Las aguas termales de Sutro San Francisco

atracciones acabadas

Cuando las aguas termales de Sutro se abrieron al público por primera ves en 1894, el complejo de 1.2 hectáreas albergaba la asombrosa cantidad de siete piscinas (de distintas temperaturas) dentro de un enorme recinto de vidrio con trampolines, plataformas de clavados, toboganes y trapecios. El centro podía albergar hasta 10,000 personas a la vez y contaba con varias atracciones no acuáticas, como un museo de historia natural con momias egipcias y una galería de esculturas con piezas de México y China.
La propiedad se encontraba frente al mar, en la rocosa costa de San Francisco, y se consideraba un lugar de recreo sin igual en el mundo. Como sus costos de operación eran des-proporcionadamente elevados, el centro nunca fue un negocio comercialmente exitoso, ni siquiera después de que sus propietarios transformaran las piscinas en pistas de hielo para patinar durante la Gran Recesión.

Glaciar Chacaltaya (Bolivia)

desaparecida

El glaciar Chacaltaya se encuentra a 5,300 metros de altitud en los Andes y alguna vez fue una de las principales atracciones turísticas de Bolivia; atraía a los esquiadores de todo el mundo con la promesa de poner a sus pies la pista de esquí más elevada del mundo. No obstante, a causa del calentamiento global, la maravilla de 18,000 años de antigüedad ha quedado reducida a unos cuantos montones de hielo no apto para esquiar.
En su mejor época tuvo el primer sistema de elevación con cuerdas de Sudamérica (lo construyeron en 1939) y la cabaña de esquí más elevada del mundo, situada a más altura que el Campamento Base del Everest. Chacaltaya era la zona de esquí más cercana al ecuador antes de que cerrara indefinidamente en 2012.